A fin de hacer comprensible el concepto de Reimpronta, primero debemos introducir el concepto de “Impronta”.

Impronta

“Una impronta es una marca o huella en el proceso de aprendizaje. No es solo un hecho traumático de tu experiencia personal, es una creencia o una experiencia que modela identidades. No tiene que ser necesariamente traumática. Es una reflexión de tu propia identidad.

La palabra “impronta” se la debemos a Konrad Lorenz, quien estudió el comportamiento de los patitos desde el momento en que salen del cascarón. Lorenz descubrió que cuando los patitos salían del cascarón, durante un día aproximadamente, buscaban una figura “materna”. Los patitos tienen una única submodalidad particular para definir a su madre. Todo lo que debe hacer la madre es moverse. Si algo se mueve, el patito lo sigue.

Por ejemplo, los patitos seguían a Lorenz mientras él caminara. Aproximadamente un día después, había terminado la improntación de su madre. Acabado el periodo de improntación, si les traía a su verdadera madre la ignoraban y continuaban siguiendo a Lorenz. Por eso le seguían los patitos. Cuando se levantaba por la mañana, en lugar de hallarse fuera en su nido, estaban todos acurrucados en el portal, alrededor de sus botas.

Incluso se improntó en uno de los patitos el aprendizaje de que su madre era una pelota, empujaban la pelota hacia todos lados y el patito la seguía. Cuando este patito se convirtió en adulto, no cortejó ni se apareó con otros miembros de su propia especie, en lugar de ello desarrolló su comportamiento de cortejo tratando de aparearse con cualquier cosa redonda; Esto demuestra que cuando el patito creció, la impronta de la madre se transfirió a la impronta de una pareja.

Hasta cierto punto esto también ocurre en los seres humanos. Si un padre abusa físicamente de su hija, esa impronta creará, cuando ella crezca, un patrón interesante. Independientemente de lo que ella desee hacer o de lo que lógicamente conozca, se involucrará con frecuencia en relaciones abusivas, porque esa impronta es como un arquetipo que le marca cómo debe ser su relación con un hombre.

Si una madre abusa físicamente de su hija, cuando ésta crezca terminará de algún modo abusando de sus propios hijos y se odiará por ello, pero no sabrá por qué. Esto significa que nuestras primeras experiencias no sólo afectan a nuestros sentimientos, también crean modelos muy profundos para las relaciones futuras”. R. Dilts- Cómo cambiar creencias con la PNL – Sirio, pág 129-130.

Reimpronta

Una Reimpronta es un Reaprendizaje, es la reorganización de una impronta. Reprogramar una impronta.

Objetivo de la reimpronta:

“Sanar la relación en el sistema, no sólo aportar un recurso al individuo como en el cambio de historia personal. Se trata de aportar al sistema información que no estaba presente en el momento de la Impronta, y que dará una sentido diferente a la experiencia, liberando la emoción “congelada” y cambiando la emoción oculta. Toda esta reestructuración se produce a través de la Plasticidad Neuronal.” R. Dilts – Cómo cambiar creencias con la PNL – Sirio – pág. 128.

Plasticidad Sinpática

“El concepto de plasticidad sináptica se ha desarrollado principalmente en estudios relacionados con la memoria y el aprendizaje. Los cambios de duración variable en la función sináptica y con origen en estímulos externos que condicionan el aprendizaje, son denominados plasticidad sináptica.

Lugaro y Ramón y Cajal, con diversas variaciones, ambos expusieron que el aprendizaje involucra cambios plásticos funcionales en las propiedades de las neuronas o en sus interconexiones. Así, el aprendizaje podría ser el resultado de una modificación morfológica entre las interconexiones de las neuronas, similar a los fenómenos que ocurren durante la formación de sinapsis en la vida embrionaria.

Aun cuando los circuitos interneuronales se establecen genéticamente, la fuerza o la eficiencia de ciertas conexiones no están determinada totalmente;  dichos circuitos son capaces de modificar sus propiedades como resultado de cambios en su actividad. El aprendizaje implica una persistencia de actividad en cadena de neuronas interconectadas.

La plasticidad del sistema nervioso se refiere a su capacidad de modificación anatómica y funcional, sea por estímulos medioambientales, internos o por lesiones. Hoy se sabe que los axones pueden proliferar y formar nuevas conexiones entre unas células y otras, y que las redes neuronales son plásticas, es decir, pueden modificarse a lo largo del desarrollo. Estas modificaciones tienen lugar, sobre todo, a nivel de los contactos entre las células nerviosas, o sea, las sinapsis. Pero la función del sistema nervioso no se reduce a la actividad de las neuronas, sino que también incluye la actividad de las células de la glía, que doblan su número. Estas células de la glía, llamadas así porque se pensaba que servían de pegamento entre las neuronas, son responsables de la creación y mantenimiento de un microambiente alrededor de las neuronas, esencial para su buen funcionamiento. Pero, además, estas células son importantes en la renovación sináptica, que consiste en su desconexión, la creación de nuevos axones y la formación de nuevos contactos, con la consecuente maduración de las sinapsis. Por tanto, la plasticidad neuronal es impensable sin la presencia de estas células que forman la mitad de la masa del tejido nervioso. Tanto el aprendizaje como la memoria y los cambios que el organismo experimenta como consecuencia de estímulos externos se realizan a nivel de las sinapsis. La remodelación sináptica pasa por un primer proceso de desconexión de las sinapsis existentes y en segundo lugar, por un proceso de formación de nuevas sinapsis con proliferación de axones, y la intervención de factores de crecimiento.” Francisco J. Rubia – ¿Qué sabes de tu cerebro? – Temas de hoy,  2006, págs 158-159.

Principios de organización funcional del SNC:

  • – Interconectividad Intrahemisférica: fibras arqueadas, fascículo longitudinal superior e inferior.
  • – Interconectividad Interhemisférica: cuerpo calloso, trígono, comisura blanca anterior.
  • – Centralización
  • – Jerarquía neuroaxial
  • – Lateralidad cerebral
  • – Especialización estructural y funcional
  • – Organización topográfica
  • – Plasticidad neuronal

Todas las regiones sensoriales y motoras primarias del cerebro relacionadas desde un punto de vista funcional, se encuentran conectadas por fibras de asociación y comisurales. Las áreas de asociación cortical están directamente conectadas entre sí, mientras que las áreas corticales primarias se hallan conectadas entre sí indirectamente a través de las áreas de asociación. Las áreas homólogas de ambos hemisferios se conectan a través de fibras interhemisféricas. Esta interconectividad cerebral permite una interacción constante dentro de cada hemisferio y entre ambos hemisferios, y adecuar las respuestas de forma global y dinámica.

La capacidad para analizar y sintetizar múltiples fuentes de información y generar respuestas diferentes ilustra la organización centralizada y la función del cerebro.

Las informaciones provenientes de los receptores sensoriales llegan al SNC donde son integradas (codificación, comparación, almacenamiento decisión) por neuronas de asociación o interneuronas, enviando una respuesta que llega a algún órgano efector. La plasticidad sináptica es la capacidad de reorganizar y modificar funciones, adaptándose a los cambios externos e internos.

La plasticidad inherente a las células cerebrales permite la reparación de circuitos corticales, integra otras áreas corticales para realizar funciones modificadas y responde a diversas afecciones. La capacidad del cerebro de adaptarse a los cambios tiene, además, importantes implicaciones en el aprendizaje.

El sistema nervioso tiene una reserva numérica de magnitud considerable, es decir, que el número de neuronas con que contamos es muy superior al que necesitaríamos para una función  normal. La capacidad instalada en nuestro sistema nervioso está muy por encima de la que utilizaremos en la vida. Un ejemplo fácil de comprender: Cuando comparamos las habilidades de un gimnasta con las de un hombre común, parecerá que el primero tiene un SN diferente, sin embargo, cuando se estudian los caracteres estructurales de ambos no se encontrará ninguna diferencia en la composición anatómica; la diferencia está en el establecimiento de nuevas relaciones funcionales, de una ampliación en el uso de esa capacidad de reserva. Éste es un ejemplo claro de la plasticidad del sistema nervioso y es el fundamento del proceso del aprendizaje y la rehabilitación de funciones y percepciones perdidas, o estructuradas de forma diferente.

Cuando una neurona queda aislada funcionalmente, sin conexión sináptica, se atrofia y muere. Ocurren intercambios metabólicos en las terminales sinápticas de los axones y en la producción de factores de protección y crecimiento en las regiones sinápticas afectadas, actuando estos en una interacción constante entre las neuronas sinápticamente relacionadas y entre las neuronas y sus efectores o receptores, y dicha interacción se realiza mediante elementos químicos que viajan en el flujo axonal, en ambos sentidos. De aquí que cuando una neurona queda aislada o se interrumpe su conexión sináptica, degenera y muere.

El Desenmascaramiento hace referencia al uso de sinapsis existentes, pero poco o nada funcionales hasta ese momento. Cada neurona establece en su campo dendrítico un número elevado de conexiones sinápticas que la relacionan, en variadas escalas de intensidad con un número elevado de otras neuronas, en ocasiones procedentes de distantes y diferentes niveles del SN. El desenmascaramiento puede entenderse en el proceso de rehabilitación por el efecto del entrenamiento repetitivo.

El proceso de integrar nuevas informaciones facilitará la interconexión de nuevas redes neurales y la desconexión, aislamiento  y “muerte” de circuitos establecidos anteriormente.

Aplicación al Bioanálisis e inversión Emocional BIE

Una vez el acompañante o especialista ha llegado a establecer un buen rapport con el paciente, ha identificado el conflicto mediante preguntas efectivas, ha realizado una investigación en diferentes Posiciones Perceptivas, ha acompañado a la persona en la Línea de Tiempo hasta el Conflicto Programante, es imprescindible anclar recursos a los actores de la experiencia y transmitir información omitida de unos a otros, a través de la Reimpronta; de esta forma entran diferentes informaciones que desconfiguran la programación establecida y se estructuran otras redes neurales con diferentes conexiones que aportan bienestar a la persona, relajan toda la estructura corporal y automáticamente cambian su expresión lingüística. La consecuencia de esto es también un cambio de creencias y de comportamientos, y la remisión/curación de la enfermedad, así como la vía hacia la salud.

Para realizar una Reimpronta de una forma efectiva es imprescindible que el acompañante tenga integradas totalmente las presuposiciones de la PNL, sobre todo para este trabajo, la presuposición que nos dice que:

Todo comportamiento tiene una intención o función positiva para quien lo realiza.

Y en el caso del Bioanálisis e inversión Emocional “BIE” se traduce por:

Todo síntoma o enfermedad tiene una intención positiva o función positiva para el sistema; es imprescindible tenerlo en cuenta siempre aunque no lo entienda cognitivamente el acompañante.

Lo que afecta a las personas no es la experiencia en sí misma, sino la lectura que le dan a esa experiencia. Lo que hacemos en PNL es modificar esas lecturas. La realidad cotidiana es la interpretación de la experiencia sensorial, así experimentamos el mundo, a través de los sentidos. Una experiencia recordada reproduce un flujo en el organismo al igual que una experiencia real; cualquier cosa imaginada y que no pueda percibir como “real” es tan real como cualquier otra percepción.

El mundo físico es una respuesta del observador, una mesa es la respuesta de quien la está observando y depende de los instrumentos de recepción del sistema nervioso y de cómo se utilicen, proporcionan una determinada percepción de la realidad. La verdadera imagen del mundo depende de con que instrumentos se observe; la imagen del mundo es nuestra forma de verlo.

El mundo físico exterior está formado por información y energía que experimentamos a través de nuestros sensores, que son unos  traductores que transforman la información que reciben en olores, sabores, texturas, etc. La traducción de entradas sensoriales en impulsos nerviosos se envía al cerebro donde se descodifican y se reorganizan en una imagen, sonido, sensación interna coherente de la realidad exterior. Todas estas funciones y miles más que ocurren simultáneamente, están perfectamente coordinadas por una inteligencia inconsciente; no somos nosotros que gobernamos el cuerpo, lo hace esta inteligencia. También ella es la responsable de las respuestas del organismo a su entorno.

A través de la Reimpronta se obtienen cambios de percepción de experiencias dolorosas, modificando su codificación interna y curando memorias del pasado, a través de “Re-aprendizajes”. Estas memorias/programas transgeneracionales o coyunturales, una vez están modificadas en la escena que las ha causado (programante), permiten que la energía o emoción “congelada” en alguna parte del cuerpo, se ponga de nuevo en movimiento y el conflicto desaparezca, y por lo tanto, también el síntoma o enfermedad.