Tomografía de coherencia óptica (OCT)

La Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) es una técnica de imagen que funciona de forma similar a la ecografía, solo que con el uso de las ondas de luz en lugar de ondas de sonido. Mediante el uso de la información del tiempo de retardo contenida en las ondas de luz que se han reflejado desde diferentes profundidades dentro de una muestra, un sistema de OCT puede reconstruir un perfil de profundidad de la estructura de la muestra. Las imágenes tridimensionales pueden pues crearse mediante la exploración del haz de luz lateralmente a través de la superficie de la muestra.

Hay dos categorías principales de la instrumentación de OCT: la de dominio en el tiempo OCT (TDOCT) y la de dominio espectral (SDOCT). El dominio en el tiempo la tecnología de OCT es más intuitiva de entender, como suele ocurrir con tecnologías mas antiguas. Los equipos basados en el Dominio Espectral están reemplazando rápidamente a la tecnología Time-Domain en la mayoría de las aplicaciones, ya que ofrece ventajas significativas en la sensibilidad y la velocidad de imagen.

La tomografía de coherencia óptica (OCT) es hoy en día una herramienta fundamental en la práctica clínica. Su introducción ha revolucionado las pruebas de imagen en el campo de la oftalmología, y la han hecho indispensable no sólo para el diagnóstico de determinadas patologías sino incluso para la toma de decisiones terapéuticas. Consigue cortes bi o tridimensionales midiendo el retardo en la transmisión de la luz reflejada sobre un espejo de referencia y la cantidad de luz absorbida o reflectada por las capas de la retina basándose en el principio de la interferometría.