La Investigacion Transgeneracional A Través De La Línea De Tiempo De La P.N.L.: Transderivación.
Siempre que acompañamos a una persona y le pedimos que vaya a una situación anterior y hable en presente, como si la estuviera viviendo en este preciso momento, estamos utilizando la llamada Línea de Tiempo de la Programación Neurolingüística.

 

Definición

“La Derivación: A través del lenguaje (estructura superficial) accedemos a la experiencia interna (estructura profunda). La Gramática Transformacional de Chomsky o semántica generativa nos muestra el diagrama estructural de Chomsky, llamado árbol estructural, el cual nos permite diferenciar la estructura superficial de la frase y las derivaciones de ésta, las cuales dan el significado oculto de la misma: la estructura profunda.

La Transderivación: Cuando derivamos desde el lenguaje a una experiencia interna y, desde ahí, a experiencias del mismo tipo a lo largo de la Línea del Tiempo, llamamos a este proceso Transderivación.

La Transderivación se refiere al proceso que realiza el receptor para deducir un significado. Al escuchar una estructura superficial (lenguaje), y captar la estructura profunda (programas neurales) asociada con ella, la cual tiene poca o ninguna relación de significado evidente con su experiencia actual, el receptor activa procesos adicionales, que crean significados accesibles para el inconsciente del paciente, pero no para su parte consciente. De este conjunto, el paciente selecciona el significado más relevante para su experiencia actual.” Dr Johnny Campos drcampos.pe.tripod.com/neuro.htm

 

Objetivo del trabajo con linea del tiempo

1r. objetivo: Investigar y detectar programas establecidos, antes y después de nuestro nacimiento, accediendo a memorias transgeneracionales (Conflicto Programante y Estructurante), y a la vida cronológica de la persona, aportando conciencia y recursos al sistema. El trabajo de Línea de Tiempo está basado en la Hipnosis Ericksoniana; de hecho se trata de un trance hipnótico. Esta investigación transderivacional, además de descubrir una impronta, también permite detectar los patrones de configuración de diferentes experiencias que hacen rebosar un umbral de estrés tolerable, y que pueden provocar una enfermedad.

 

Aplicación al Bioanálisis e inversión Emocional “BIE”

Cuando Bandler y Grinder empezaron a trabajar con línea de tiempo, se dieron cuenta de que, durante el proceso, a veces de desvelaban secretos de familia que la persona no tenía en conciencia, y esto les llevo a ampliar la investigación hacia la línea de los padres y abuelos.

En el proceso terapéutico vemos a menudo como las personas no entienden como se encuentran actualmente; frecuentemente, el síntoma ya existe antes de su nacimiento. Sabemos que cada persona, a nivel biológico, cromosómico tiene una información paterna y otra materna, y también a nivel psíquico, es decir, que la historia de las tres generaciones anteriores por parte de padre y de madre nos influyen directamente con sus programas neurolingüísticos, y quizás haya un elemento aquí, que sea la causa de la enfermedad desencadenada; o sea, que hay la posibilidad de que un síntoma o enfermedad sea la materialización de una problemática transgeneracional.

En el proceso del Bioanálisis e inversión Emocional “BIE” puede haber mejoras, pero si la fuente está en los padres, abuelos o bisabuelos y no cambiamos la percepción y la emoción con respecto a esa fuente, no habrá una curación definitiva.

A menudo no somos siempre nosotros los que vivimos el conflicto; la incorporación emocional se produce cuando asumimos la emoción de otro y que no nos pertenece, puede ser por fidelidad a nuestra familia, o porque estamos reparando algo que nuestro ancestro no pudo solucionar. Algunas veces el conflicto está en el periodo de embarazo/parto, hasta los 3 años, lo que llamamos el Proyecto/Sentido, y puede ser con mucha probabilidad de nuestra madre. Otras veces es de algún abuelo o bisabuelo que nos hace depositarios de uno o varios programas específicos y que suelen estar presente en enfermedades graves. Generalmente, cuando aparece una enfermedad grave, ha existido en el árbol un conflicto grave, y éste es el motivo de la búsqueda. Cuanto más invalidante y dura sea la enfermedad, encontraremos un drama más importante.

Cuando en la familia sucede un drama, aparece el término “reparación”, se trata de hacer algo para que el sistema funcione mejor. Reparamos la historia de nuestros ancestros a través de la enfermedad, la profesión, el comportamiento.
La impronta del drama queda grabada en forma de programa en la neurología de la persona que lo ha sufrido, y este programa se transmite afectando a las generaciones siguientes. Se forma el llamado “candado neuromuscular” y es lo que se utiliza en la Línea de Tiempo para realizar la investigación. Partimos siempre de un conflicto desencadenante. En esa experiencia la persona tiene la manifestación de la emoción congelada en su cuerpo, en un punto muy preciso, a eso le llamamos “síntoma”, y el trabajo que realizamos a continuación es investigar las experiencias anteriores en las que la persona ha experimentado ese síntoma, hasta llegar a la primera vez; esta primera vez, a veces es en la vida actual de la persona y a veces en la vida del ancestro. Cuando llegamos a la primera vez encontramos el Conflicto Programante, y a partir de ahí podemos saber cuál es la causa que ha originado ese programa y el patrón que lo mantiene en el tiempo. Para resolver ese conflicto “congelado” utilizamos un complejo trabajo de artesanía terapéutica llamado Reimpronta.

En acompañamiento terapéutico decimos que la gran parte de lo que nos pasa viene de atrás, no nos pertenece, el conflicto actual es un 20% y la historia pasada es el 80% de ese conflicto.

 

Intervención para la modificación de programas

La base de este trabajo es la información. Todo lo que ha existido sigue existiendo en forma de información.

En relación a la Bioneuroemoción, cuando somos engendrados somos una información, y somos la información de toda nuestra Historia Transgeneracional. Los síntomas que vamos a desarrollar son información y a través de nuestro inconsciente vamos a ir a buscar esta información.

Un Conflicto Programante está basado en una lectura distorsionada de la experiencia, y vivido con falta de recursos y con falta de información. Aquí la PNL da la respuesta a la pregunta que aparece tan frecuentemente en los pacientes: ¿Cómo lo hago? Siempre hay un modo de cambiar lecturas y percepciones del mundo.

Sabemos que a veces tomando conciencia del por qué o del para qué de la enfermedad ya es suficiente para producir un cambio en la persona, y otras veces hay que realizar un acompañamiento más complejo y que requiere un tiempo de integración variable según la persona.

Lo que es imprescindible en cada sesión es la creación de futuro proyectando el estado deseado, siempre después de una intervención terapéutica, con cambios de percepción del conflicto o de la Impronta.

 

La influencia del acompañante en el proceso

Según el físico Werner Heisenberg, no hay nada objetivo. El hecho de observar algo permite que sea modificado. Cuando observamos a otros, o dentro de nosotros mismos llegamos a un espacio en el que todo es posible, donde todo puede transformarse, estamos en presente viviendo de otra forma la historia.
El acompañante y su propia creencia va a pautar el desenlace del proceso. Es imprescindible para el especialista haber integrado la creencia de que tenemos todos los recursos potencialmente, su mirada puede ayudar a florecer todos esos recursos que el otro ya tiene.