Es el primer dispositivo de medición científica del campo energético de personas, objetos, lugares, etc. que permite medir, analizar, visualizar y corregir los campos energéticos. El campo de energía humano es el reflejo más sensible del estado físico, emocional y, en algunos casos, espiritual de una persona. Se toman las medidas de los 10 dedos de ambas manos y a través de un programa muy sofisticado se crea la imagen del campo de energía. El principio está basado en la conexión de los dedos con diferentes órganos y sistemas del cuerpo según los meridianos de energía chinos. La imagen creada por el dispositivo Bio-Well se basa en la medicina tradicional china y verificada por 15 años de práctica clínica y por cientos de médicos con muchos miles de pacientes.